Tener una faja abdominal tonificada y funcional es vital para mantener una buena salud a nivel global. En este sentido, la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) se constituye como la mejor opción para lograrlo de una forma segura y efectiva.

Cuando hablamos de faja abdominal o “core” (término que habréis escuchado mucho últimamente), incluimos toda la musculatura abdominal, lumbar y de suelo pélvico, y el objetivo de la GAH es precisamente conseguir que toda esa musculatura trabaje conjuntamente evitando la sobrepresión en determinados músculos.

El mejor ejemplo es el esfuerzo que hacemos al toser: con una faja abdominal tonificada y correctamente “educada”, el esfuerzo debería ser absorbido por el abdomen mediante una contracción, evitando impulsar el abdomen hacia fuera y presionar hacia el periné hacia abajo, como tendemos a hacer.

La GAH tiene como objetivo último ayudarnos a “reprogramar” y mantener tonificada (incluso en reposo) toda la musculatura abdominopélvica para que trabaje conjuntamente y de forma correcta.  

Beneficios de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva

  • Recupera y tonifica la musculatura abdominal profunda y el suelo pélvico, especialmente relevante tras un embarazo y durante la menopausia ya que favorece la recolocación de los órganos internos.
  • Ayuda a corregir la postura y mejora significativamente los problemas de espalda
  • Mejora los problemas de incontinencia urinaria.
  • Favorece las relaciones sexuales en hombres y mujeres por igual, ya que aumenta la propiocepción y el riego sanguíneo en los tejidos de los órganos sexuales y se apunta que mejora la sensibilidad de estos órganos
  • Con su práctica logramos mejorar el rendimiento cardio­pulmonar, ya que se obtiene una mayor capacidad tanto en el diafragma como en los pulmones y el tórax.
  • Y la que más os suele interesar: mejora el aspecto estético del abdomen, ya que reducimos perímetro abdominal y logramos un vientre plano capaz de perdurar en el tiempo.

Lo ideal es practicar GAH 2-3 días a la semana, siendo suficiente 20-30 minutos y teniendo en cuenta que lo más importante es ser constante en su práctica

Todos deberíamos incorporarlo a nuestras rutinas deportivas, pero es especialmente relevante durante el postparto y la menopausia, si hacéis mucho deporte de impacto, tenéis algo de diástasis abdominal o estáis en tratamiento para reforzar la musculatura de suelo pélvico.

En WOmum contamos con un equipo especializado tanto en estas patologías como en la instrucción de Gimnasia Abdominal Hipopresiva. Si tienes alguna pregunta al respecto, podéis contactarnos a través de info@womummadrid.es.

Dejar un comentario