Clase de yoga en WOmum

El aumento de autoestima a través de la práctica deportiva depende mucho del valor que le demos al simple de hecho de dedicarnos un espacio a nosotros mismos y valorar la progresión que vayamos consiguiendo con respecto al momento de iniciar la práctica. El primer paso, obviamente, es empezar a practicar deporte; en segundo lugar, motivarnos para continuar cada uno a su nivel y dentro de su posibilidades, pero hay un tercero, que es cada uno de los pequeños pasos que conseguimos hacer. Entrenar al menos un par de veces a la semana ya puede ser un logro para muchas personas. Es el famoso YES YOU CAN lo que empezará a generar ese circulo virtuoso que nos hará sentirnos cada vez mejor, más fuertes y capaces.

Hoy hemos querido charlar con dos de nuestros profesores sobre este tema: Eduardo Martin Muñoz CCAFYDE especializado en entrenamiento funcional y control postural, y Estrella Díaz Rodríguez profesora de Yoga Ashtanga.

¿Puede estar relacionada la práctica de deporte con la mejora de la autoestima?

EMM: Sin duda, la actividad física es uno de los pilares fundamentales en el cuidado físico y psicológico. Su práctica repetitiva hará que nos encontremos más fuertes, mejoremos nuestra composición y estructura corporales y reduzcamos los niveles de fatiga y estrés incrementemos nuestra energía vital. De esa forma conseguiremos regular
nuestro estado de ánimo y por lo tanto sentirnos más fuertes y con más seguridad en nosotros mismos.

¿El mero hecho de realizar deporte puede mejorar nuestra percepción corporal incluso antes de conseguir determinados objetivos (por ejemplo, perder X kilos)?

EMM: por supuesto. Antes de llegar a conseguir nuestros objetivos físicos-estéticos que vendrán con la práctica de deporte continuada y acompañada de una buena alimentación, lograremos aumentar nuestra fuerza, resistencia y por lo tanto un sentimiento de bienestar con nosotros mismos.

Ese aumento de la autoestima, ¿está relacionada con nuestra habilidad en la práctica deportiva escogida?

EMM: eso no tiene por qué ser así, ya que dentro de la práctica deportiva intervienen otros muchos factores fundamentales en su mejora, como por ejemplo, la interacción social con otros individuos.

¿Crees que hay deportes o tipos de entrenamientos que se relacionan más estrechamente con la autoestima?

La clave se encuentra en realizar la práctica deportiva que a cada uno más nos guste y motive, ya que esta será la clave para encontrarnos bien consigo mismo, poder generar un buen hábito y mantenerlo, y por consiguiente regular nuestro estado de ánimo.

Yoga y autoestima

La autoestima está muy ligada al deporte. El mero hecho de practicarlo aporta mejoras antes de recibir los beneficios,
simplemente desde el momento en el que decidimos hacer algo para nosotros. Como profesora de yoga sé y me consta que esta practica aumenta la autoestima en cada uno de los practicantes.


La autoestima es lo que ocurre cuando nos sentirnos bien con nosotros mismos. Es la compresión que somos merecedores, independientemente de lo que los demás hagan o digan, ya sea a través de actos o palabras (críticas, quejas o juicios). Cuando hay una autoestima fuerte, pensamos que todo lo que nos ocurre es para bien, nada es
negativo.

Por ejemplo, todas las variantes de Virabadrasana (el guerrero), son buenas para la autoestima, ya que nos obligan a sostener la asana sobre nuestras piernas, mientras el tronco se estira bien derecho y los brazos acompañan, aportando seguridad en una misma.


Como profesora de Ashtanga Yoga enseño a mis alumnos una secuencia que fortalecerá no solo los músculos y huesos, sino también la confianza en uno mismo, en las capacidades y por lo tanto aumentará la autoestima.

Dejar un comentario